jueves, 20 de noviembre de 2008

Sucede

Sucede que me canso de ser hombre
Pablo Neruda.

Sucede que me canso de las tardes y de los amaneceres
de bajar en barco los rápidos
de subir sentado en ascensores

Sucede que me canso de andar dormido, de dormir andando,
de subirme a ramas para ver detrás de las tapias
de morir viviendo, de pasear a gatas,
de escuchar el viento, de mitigar la rabia, el domingo y el desánimo...

Sucede que me canso de las mandolinas y de las bambalinas,
de la euforia y de la fama, del deslumbramiento y del anonimato,
sucede que me canso de los libros y de los cantos, de las manos arrogantes,
de los brazos benevolentes, de los cuerpos insolentemente nulos
que deambulan calles

Sucede que me canso de las letras y de la tinta, de las coartadas,
de las serenatas a la luz de la luna, de las partidas de ajedrez,
de la pelota y de la aventura de querer saber
por qué brillan las estrellas, las nubes y los mundos que nunca habré de habitar...

sucede que me canso de las alas de los cisnes y las lenguas de jilguero,
de las primaveras, de los segundos, de los terceros,
sucede que me canso de razones y de metas, de lapiceros que encierran las reglas y de los ligueros
que liberan la impaciencia, los manjares que encierran los lamentos...

sucede que me canso de hablar, reír, comer, danzar, poemar, amar, sentir...
sucede que me canso de ser hombre y que tanto me canso
que pillo una goma y me borro del mapa...

Luego en silencio mi alma de entelequia se disfraza de espuma o de razón...
y con granitos de arena de sal y agua, renuevo la aventura de volver a ser
empezando como polen, como hoja, como paraguas, como campo magnético de flores
o como destornillador...

Después, al tiempo, me canso de ser cada una de las cosas...
Al cabo me canso hasta de ser ilusión...

Neftalí

1 comentario:

Ladelmedio dijo...

¡Cuántas cosas suceden! Que sigan sucediendo entonces, porque eso es estar vivo. Nunca te canses de ser ilusión, eso no debe suceder. Tenías razón, es bello lo que has escrito.
Me he permitido ponerte un lápiz en mi blog.
Un abrazo y ánimo! (Si es que queda algo de tristeza)