sábado, 20 de diciembre de 2008

Detrás


Me gustaría bailarte, cantarte, saberte,
luego a ti,
contarte secretos confinados,
acompañarte delfín
tras tu murmullo
colmarte de notas recitadas de instrumentos no inventados…

Detrás de la esquina del tiempo
donde nadie nos puede relegar te espero…
Siempre nos quedarán las típicas excusas aduaneras,
siempre nuestros mismos destinos prisioneros…

En una de estas, o en cualquiera de las conjunciones de astros
que utilizamos para desvanecernos
en una de estas excursiones voy a romper las lindes del pecado
hasta llegar a ti.
Las normas insensatas que instauraron gentes con miedo
no serán suficientes para detener tu desenfreno
carmesí….
Las montañas de siglos de humanidad desgastada
no podrán nada contra mis insobornables ánimos…
Y no habrá nadie ni nada que apacigüe la llama
que inventa cada noche alevosas formas de quemarnos…

Más tarde cuando volvamos del derecho
y a la inversa del espejo respondamos al sueño
con vaho
más tarde cuando todo lo que ata se vuelva tangible
como el jengibre o el sésamo de tus galletas
maldeciremos mil veces no sé si entrar en este juego
o el que todo se quede sólo en eso

Neftalí

viernes, 28 de noviembre de 2008

Volveré a por ti algún día y escaparemos de aquí

Porque voy a entrar volando por la ventana
o por la chimenea,
porque voy a arrancar los murales y las pegatinas,
los celofanes y las celosías, las miradas perdidas y los gritos...
O tal vez simplemente me finja coger como parte de mi coartada...

Antes me colaré en recepción, esperaré a que no quede nadie
y me encerraré dentro.
Dibujaré un tocadiscos y pincharé nuestra canción...
Dejaré que el manicomio entero se sumerja en la lluvia de la música
y emoción...

Y cuando vengan a prenderme
ofreceré gratamente mis muñecas...
esta será mi jugada maestra, mi caballo de troya,
mi batalla perdida, que nos recompensará con la guerra...

Y cuando me droguen y me prendan,
cuando me rapen la cabeza y me lobotomicen
encontraré un modo o un mazo
para seguir ladrando, para cruzar más allá de lo imposible...

Y cuando todos lloren mi perdida
y cuando más llores mi ausencia, volveré como siempre hice
arrancaré con mis propias manos la fuente de piedra añil
y la arrojaré por la ventana y escaparemos,
escaparemos por siempre y para siempre de aquí

Neftalí

domingo, 23 de noviembre de 2008

Cero coma cero cero cero cero cero cero UNO


Un día más me quedaré sentado aquí
en la penumbra de un jardín tan extraño
Cae la tarde y me olvidé otra vez
de tomar una determinación
Radio Futura

Pero ahora vuelvo al origen, a la tierra virgen, al suelo astuto y todopoderoso en su afán de detener caídas...

Sigues al conejo a través del espejo maravilloso que espera paciente incrustando en el árbol que se encuentra dibujado enfrente del portal de tu casa. Y nada más meter el pie en el agujero la caída se abalanza sobre tu cuerpo y comienzas a descender sin freno: Se deshacen todas las razones acumuladas de años, todos los momentos, las miradas, llegan a derretirse hasta las bolsitas repletas de retazos de sentimientos intensos que con tanto cariño condurabas...

Sigues hacia abajo y sin darte cuenta te quedas sin ropas, sin amigos, sin excusas, sin razones, sin pretextos. La luz de la entrada se desdibuja y se apaga, y un cansancio intento adormece el aire y te sientes morir... Y ahí en la mitad de la nada, perdido sin sol ni sal, sin salida ni esperanza el mundo se te rescabraja y deseas explotar... y lloras, lloras como el mar que besa la arena, lloras como tormenta de sed y selva, lloras hasta volverte del revés, hasta implosionar, hasta la locura y el vómito...

Por fin llega el suelo, el golpe, el dolor, la reencarnación...

Vuelta al origen, al principio, incluso al antes, cuando todas las decisiones están tomadas porque todavía no puedes tomar decisiones...

Y entra alguien y te recoje, y no eres tú, eres la estatua de lata, que sentada contempla inmóvil, callada y desarmada los peces brillar en el fondo del agua estancada...

"Un día más me quedaré sentado aquí..."

Y por dentro sonríes, porque sabes que la suerte a cambiado, porque sabes que ahora tan solo es cuestión de ser paciente, porque has sobrevivido al cero absoluto, a la soledad, a la desidia, a la muerte... porque sabes que cuando el mundo menos se lo espere, en silencio, utilizaras todas las artes que atesoraste en vidas anteriores y te escaparás... Tal vez después te apoderes del cuerpo de un espantapájaros o de un gato... pero eso ya llegará... Ahora simplemente sigues contemplativo y renovado, esperando tu momento celebrando, que de nuevo supiste sobrevivir

Torra

jueves, 20 de noviembre de 2008

Sucede

Sucede que me canso de ser hombre
Pablo Neruda.

Sucede que me canso de las tardes y de los amaneceres
de bajar en barco los rápidos
de subir sentado en ascensores

Sucede que me canso de andar dormido, de dormir andando,
de subirme a ramas para ver detrás de las tapias
de morir viviendo, de pasear a gatas,
de escuchar el viento, de mitigar la rabia, el domingo y el desánimo...

Sucede que me canso de las mandolinas y de las bambalinas,
de la euforia y de la fama, del deslumbramiento y del anonimato,
sucede que me canso de los libros y de los cantos, de las manos arrogantes,
de los brazos benevolentes, de los cuerpos insolentemente nulos
que deambulan calles

Sucede que me canso de las letras y de la tinta, de las coartadas,
de las serenatas a la luz de la luna, de las partidas de ajedrez,
de la pelota y de la aventura de querer saber
por qué brillan las estrellas, las nubes y los mundos que nunca habré de habitar...

sucede que me canso de las alas de los cisnes y las lenguas de jilguero,
de las primaveras, de los segundos, de los terceros,
sucede que me canso de razones y de metas, de lapiceros que encierran las reglas y de los ligueros
que liberan la impaciencia, los manjares que encierran los lamentos...

sucede que me canso de hablar, reír, comer, danzar, poemar, amar, sentir...
sucede que me canso de ser hombre y que tanto me canso
que pillo una goma y me borro del mapa...

Luego en silencio mi alma de entelequia se disfraza de espuma o de razón...
y con granitos de arena de sal y agua, renuevo la aventura de volver a ser
empezando como polen, como hoja, como paraguas, como campo magnético de flores
o como destornillador...

Después, al tiempo, me canso de ser cada una de las cosas...
Al cabo me canso hasta de ser ilusión...

Neftalí

domingo, 9 de noviembre de 2008

my way



And now, the end is near;
And so I face the final curtain.
My friend, Ill say it clear,
Ill state my case, of which Im certain.

Ive lived a life thats full.
Ive traveled each and evry highway;
And more, much more than this,
I did it my way.

Porque más tarde o menos, la única forma de seguir siguiendo es por el camino del medio...
porque sobrevivir es algo más complicado y a la vez más sencillo que convertirse en aceite y quedar siempre encima...
porque de alguna forma escabrosa o llana todo esto trata de seguir haciendolo, con honestidad y coraje "my way"

Basoalto

sábado, 1 de noviembre de 2008

Te seguiré hasta el final

Y cuando todo se acabe
y se hagan polvo las alas
no habré sabido por qué
me he vuelto loco por nada

Pedro Guerra

Y necesitarán 7 veces 7 muertes
para que la marca infinita de tu esencia
se desdibuje mínimamente de mi mente...

Te seguiré hasta el final
donde el tiempo se funde con la sombra
cuando las puertas que se cruzan no tienen retorno
mientras la ausencia se disfraza de descuido
y los árboles emponzoñan las avenidas de otoño

Te seguiré hasta el final
y no habrá nadie que sepa quitarte de mi boca
cuando entre los dos no sumemos ni la mitad
de esta casi victoria con tintes de derrota
y la risa se desgrane en lágrimas
como pétalos de rosas...

Te seguiré hasta el final
y cuando mi tiempo tuyo se extinga
y cuando mi mano no sepa interpretar tu música
te seguiré, secreto, colgado detrás de cualquier cuadro,
hasta el final, silencioso, liviano, amándote...
hasta el final, inmóvil, invisible, incorpóreo...
como una sombra indeleble de amor derramado, 
acompañándote.

Neftalí

jueves, 30 de octubre de 2008

No fumes!!!! LEE!!!


Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero que pensaba que era bueno, generoso y amoroso.

Hacía todo lo que suelen hacer los caballeros buenos, generosos y amorosos:Luchaba contra sus enemigos, que eran malos mezquinos y odiosos. Mataba dragones y rescataba damiselas en apuros.

Cuando en el asunto de la caballería había crisis, tenía la mala costumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas no deseaban ser rescatadas y, debido a esto, aunque muchas damas le estaban agradecidas, otras tantas se mostraban furiosas con el caballero.

Él lo aceptaba con filosofía. Después de todo, no se puede contentar a todo el mundo.

Nuestro caballero era famoso por su armadura. Reflejaba unos rayos de luz tan brillantes que la gente del pueblo juraba haber visto el sol salir en el norte o ponerse en el este cuando el caballero partía a la batalla. Y partía a la batalla con bastante frecuencia. Ante la mera mención de una cruzada, el caballero se ponía la armadura entusiasmado, montaba su caballo y cabalgaba en cualquier dirección.
Su entusiasmo era tal que a veces partía en varias direcciones a la vez, lo cual no es nada fácil.

Robert Fisher

domingo, 26 de octubre de 2008

Cantos de sirena al dormirme...

si sé que me despierto con tu amor...
Hoy soñaré que me duermo en tus brazos. Demasiado tiempo, demasiada sangre. Las puertas se fueron cerrando cada vez que apretaba el gatillo, cada vez que mi cuerpo cibernético apretaba el gatillo o despedazaba a cada víctima. La conciencia fue naciendo demasiado a fuego lento y sin saberlo a cada trazo desdibujaba mi destino...

Todo estaba programado, destinado, escrito y decidido. Todos menos tú. Tu canto fue enredándome y fue sólo cuando me sentí preso que comprendí que para estar cautivo hay que estar vivo, que sólo se puede ser esclavo si se tiene corazón. Fue luego que lloré por la sangre que había derramado y que seguía derramando. Fue después que la llama de la culpa desbandada me arrolló como una locomotora. Fue al fin cuando terminé de comprender que la redención tiene un precio demasiado alto, tal vez, demasiado justo...

Y al mostrarte el color de mis llagas me quisiste como ninguna sirena quiso nunca a su Ulises. Como se ama a lo que no se puede alcanzar, como se desea ese beso apellidado hasta nunca. Sentir tu cuerpo sobre el mío aquella noche me abrió la puerta a la comprensión plena de mi naturaleza, me llenó el cuerpo de ausencias y manos y cada una de ellas te quería sentir, palpar, adherir a mí.

Las culpas que acumulé hasta encontrarte han venido hoy a cobrar sus cuentas. Todo el daño que inflingí me ha sido devuelto. Mi tiempo ha llegado como estaba escrito que ocurriría. Pero como jamás imaginé, te descubrí en este exilio. Y es por ello que ahora, cansado y derrotado, herido de muerte, terminado, vuelvo a ti, a postrarme en tus orillas, a escucharte cantar...

Mi tiempo ha llegado y no despertaré de este último sueño, pero con tu abrazo, con tu música, con tu calor, lograré construir la ilusión de que esta noche lograré esquivar a la muerte y que mañana me despierto con tu amor...

Neftalí

jueves, 2 de octubre de 2008

A lo invisible

A lo que está sin estar detrás de un montón de piedras o entre los árboles durmiendo. A todo aquello sobre lo que andamos ignorantes y ciegos, siendo ciertamente el cimiento de lo poco que podamos llegar a levantar. A lo oculto, no por voluntad propia, sino por ceguera consensuada y culturizada, memética miopía que nos deja la mente indefensa ante lo desconocido.

Basta mirar al suelo y percatarse de las sonrisas de las ramitas de arce o de la delicada conquista de las procesionarias, basta mirar arriba para constatar que los aviones de antes, primos hermanos de las golondrinas, siguen surcando en silencio nuestros mares de prepotencia fría. Basta dejar que la noche te gobierne hasta la mitad de un río (o la mitad de un puente) para sospechar que algo no estamos haciendo bien cuando plagamos de hormigón el campo y pese a ello los grillos agrestes y decididos siguen cabando agujeros imposibles en el cemento, cantado más alto y más claro ante el pasar ausente de los coches...

Cada día más ciegos, más sordos, más insensibles... cada día más lejos de la tierra, del mar y del aire... !si ni siquiera el fuego nos quema! Espero que la casualidad que todos necesitamos acuda a nuestro rescate antes de que se acaben oxidando los resortes del alma, esa extraña última jugada de ases en las mangas de la camiseta...

Espero que lo invisible acuda a mi encuentro.
Espero que mi cuerpo aun siga existiendo para la invisibilidad

Neftalí

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Balada para un loco





En tiempos de sol o en ratos de lluvia, en campos de acordes y en oleadas de silencio. Detrás de cualquier descuido en mitad de todas las excusas, "De repende, de detrás de un árbol, me aparesco yo" que diría el bueno del Goyeneche, "Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus"

En tiempos de cordura y disidencia en la que la oscuridad arrasá allá donde pisa, ni todo mi repertorio de tangos y aspavientos consiguen desterrar al desatino, y entre tanto, entre fonda y camino voy olvidando mi legado de amapolas, rosas y geranios...

Pero la luz es insobornable, y los ríos no se pueden detener, tarde más o menos que más, así acabaré robando la antorcha con la que abrir la cerradura, acabaré rezando en silencio los días pares, acabaré subiendome a lo alto del acantilando dejando que mi balada de loco para locos siga alumbrando a quien quiera dejarse alumbrar

Basoalto

viernes, 22 de agosto de 2008

Once there was a way...



Una vez hubo un camino para volver a casa...
una vez hubo un modo de volver al hogar...
duerme tranquila que ya yo te susurro nanas al oído...


Neftalí

jueves, 14 de agosto de 2008

La belleza

Míralos, como reptiles, al acecho de la presa, negociando en cada mesa maquillajes de ocasión; siguen todos los raíles que conduzcan a la cumbre, locos por que nos deslumbre su parásita ambición. Antes iban de profetas y ahora el éxito es su meta; mercaderes, traficantes, mas que nausea dan tristeza, no rozaron ni un instante la belleza...
Aute.

Porque vivir exige un esfuerzo mayor que el simple hecho de respirar.
Porque la justicia florece debajo de las lapidaciones...

Las prisas, las ansias, las ambiciones, el egoísmo, el éxito tienen la insana costumbre de quedarse prendidos por dentro de quienes los avalan y usan de estandarte. Luego una capa negruzca va tiñendo el iris y los oídos, va insensibilizando la piel y la pituitaria, y aquello que siempre gustaba acaba por ni eso...

Es un túnel acaso lapidario se va excavando creyendo que es hacia el cielo, cuando la propia definición de tunel proclama lo contrario. Es un suerte de suerte que una vez aceptada va nublando los sentidos y podando inexorablemente la belleza...

Por eso aspiro a no dejarme llevar por las ráfagas de viento ni por los tentadores rápidos del río, por eso espero saber siempre parar el carro a tiempo y seguir a pie, antes de poner en peligro la capacidad de comprender el mundo. Porque, ¿hay algo peor que no ser capaz de sentir en un mundo repleto de belleza?


Neftalí

viernes, 8 de agosto de 2008

Saltando...

Cuando era niño (y no tan niño) solía dedicar los cortos periodos de tiempo en la cama de los que disponía antes de entrar en el sueño profundo, a imaginar historias.

Intentaba una continuidad en dichas historias, ideando sólidos argumentos que se enlazaban como buenamente podían una noche con la siguiente...

Aunque supongo que debió haber varias "series" hay dos de ellas que me llevaron más tiempo y me robaron más sueño. Una era de una nave espacial, la típica y clásica oposición de buenos y malos. Lo que más me llamaba la atención era la importancia que le daba entonces, aún sin conocimientos científicos sólidos, a las fuentes de energía, porque recuerdo que la nave nodriza de mis cuentos tenía un núcleo de fusión que permitía poner en marcha sofisticados sistemas de defensa y de regeneración de paredes y cableado...

La otra historia era de un superhéroe que con un generador de energía portátil poseía un traje con una coraza invisible invulnerable desde el exterior. Como no hay superhéroe sin talón de Aquiles, este personaje cada x años debía proveer a su generador de combustible.
Lo más curioso no obstante de este personaje, es que era un justiciero "a la cara". Puesto que con su traje no había manera humana de pararle se podía personar delante de las hombres más malos y/o poderosos y "disuadirlos" de que cambiaran su actitud... lo cual traía unos conflictos éticos al amigo y a mi mismo de cuidado, puesto que, pudiendo actuar con total impunidad,¿¿¿resultaba ético forzar a otras personas a hacer cosas que según la voluntad del héroe (intrínsecamente bueno) fueran lo correcto???

El otro día, ya digo, urgando en alguna circombolución oxidada me encontré estas dos historias y me dije, porque no rescatas una de las dos y la dejas crecer a su libre albedrío, saltando del blog a una hoja de papel, de aquí a un correo, a una lista de distribución, o un foro... Una historia continuada que se difumine en los mares de los medios... Ya veré. De momento me quedo con rescatar estas historias para "sí" dormir, del olvidado recuerdo.

Torra

viernes, 1 de agosto de 2008

I'ts the end of the world as we know it (And I feel fine)



Será pronto y será de golpe. Como un sueño del que no despertaremos. Y el mundo hará crajjj y se arrugará como una hoja de papel desechada.

Las señales se siguen sucediendo. Puede que sobreviviéramos a las armas nucleares, a la guerra fría, al sida, a la gripe aviar, al cambio climático... Después de todo somos una especie lista... pero lo que habrá de llegar será rápido y letal como una jeringuilla de veneno en la yugular...

Realmente no será el fin del planeta ni del hombre, pero si que será el fin del mundo tal como lo conocemos... y ello, pese a todo, es motivo de alegría, porque ni el ser humano ni mucho menos Gaia se merecen la cárcel de sinrazones y delirios en la que estamos convirtiendo algo tan sencillo como vivir...

Un monte hacemos que para edificios babilónicos, ¿por qué?, ¿para qué? Sesgamos el tiempo encapsulándolo en tiempo de trabajo y en tiempo de ocio, cuando lo natural es vivir de corrido. Y luego nos enzarzamos en batallas virtuales por aumentar el beneficio, pisoteando valores, sentimientos y poesía...

Por suerte la burbuja de la humanidad inhumana tambíen estallará, y lo hará de una forma terrible y violenta. Y será el fin del mundo tal como conocemos, y volveremos los que sobrevivamos a una vida más sencilla y dulce, y pese a ello, y con ello, me sentiré bien.

Basoalto

martes, 29 de julio de 2008

Cuando el árbol no te deja ver el bosque...

Debemos estar siempre alerta y no distraernos, al menos, no demasiado, porque en una de estas pasará nuestro tren o nuestra cabalgata y no vamos a estar lo suficientemente ágiles como para subirnos de un salto en ellos...

La ardiente paciencia hay que regarla con frecuencia, sobre todo en los días de verano cuando los deslices al sol se convierten en harapos...

Porque nos gusta embarcarnos en torres de babel pero sólo aprendemos el camino ascendente. Luego olvidamos (o nos cuesta recordar, que no es lo mismo, pero es igual) que el polvo y el barro de abajo es el alimento y el apoyo, el punto de partida, el de encuentro, el de inflexión, el seguido que nos abre la puerta a la frase prohibida que nunca nos atrevimos a atravesar...

Porque hacerse partícipe, integrante o estandarte de lo grande no debe valer de excusa ni justificación para relegar al despido a lo esencial y prevalente. Porque si nos olvidamos de la tierra nuestras raíces se acaban secando y la sed se extenderá a nuestras vidas y a nuestro legado...

Puede que Dédalo me embauque en sus desafíos, puede que los dioses me distraigan con cantos de sirenas, pero siempre avivando la llama de la ardiente lograré seguir el hilo que tejido y destejido consiga cada tarde devolverme vivo al exterior de mi surrealista laberinto...
Porque soy ave fenix y cada golpe de mar o viento me devuelve sonrisas suficientes como para descubrir con sorpresa cada día, las verdades de siempre,
y entonces voilá como un espejismo o un milagro, entre los árboles aparece el bosque...

Neftalí

viernes, 18 de julio de 2008

Guadianero...




...desde por la mañana. Desde que nace el día, o incluso antes, mientras aun duerme.

Guadianero que desaparece y aparece cada cosa cuando menos te lo esperas pero tal vez cuando más apetece. De puntillas o a dos carrillos, eso sí, guardando la educación y la distancia.

Será que aún me queda camino para ser del mar (o simplemente ser mar), será que en vaivén irresistible de la apariencia/desaparición se oculta un sumidero del que no puedo escapar, o al menos, al que a cada cierto tiempo vuelvo.

Sea como fuera, así que no me esperéis con la mesa puesta. Sea como sea, con la autofagia como bandera me rindo a la fruición de ser un ser pulsante que viene y que va, que hace chas y al poco chau, que está estando y sin estar...

En definitiva un guadianero que a ratos no se ve, pero que sabe aparecer en la frontera cuando menos te lo esperas y acaso cuando más lo necesites.

maybe, je suis comme je suis... (y eu no seu pardo)

El mago Basoalto

miércoles, 9 de julio de 2008

...pero sigo siendo...

Yo se bien que estoy afuera
pero el día que yo me muera
sé que tendrás que llorar
dirás que no me quisiste
pero vas a estar muy triste
y así te vas a quedar

Con dinero y sin dinero
hago siempre lo que quiero
y mi palabra es la ley
no tengo trono ni reina
ni nadie que me comprenda
pero sigo siendo el rey

Una piedra en el camino
me enseñó que mi destino

era rodar y rodar
después me dijo un arriero
que no hay que llegar primero
pero hay que saber llegar

Con dinero y sin dinero
hago siempre lo que quiero
y mi palabra es la ley
no tengo trono ni reina
ni nadie que me comprenda
pero sigo siendo el rey


José Alfredo Jiménez

miércoles, 2 de julio de 2008

I'll follow the sun


One day you'll find that I have gone
But tomorrow may rain,
so I'll follow the sun
But tomorrow may rain,
so I'll follow the sun

And now the time has come
and, my love, I must go
And though I lose a friend
In the end you will know, oh

One day you'll find that I have gone
But tomorrow may rain,
so I'll follow the sun
But tomorrow may rain,
so I'll follow the sun

Algún día me iré con el sol. Dejaré esta prisión de barrotes y carnes. Levantaré a pulso la fuente de agua fría del salón, la lanzaré contra los ventanales y huiré...

Algún día antes de que el sol despierte, mientras el mundo agoniza y antes de que domen o lobotomicen mi sonrisa, alguna mañana mientras quede aún un lugar en el que germinar junto a geranios y enjambres y pueda tomarte de la mano, inventaré un agujero en la pared por donde zambullirnos en la intensidad de las tormentas solares...



video

martes, 17 de junio de 2008

Quiero (una reflexión a dos)

Cuando deseas algo con todas tus fuerzas una especie de justicia universal, de grandes poderes o de infinita colección de minúsculas aportaciones, se pone detrás tuya a empujar contigo.

Cuando deseas algo desde lo más hondo de tu corazón, cuando luchas, cuando te juegas la sombra y el sillón por conseguirlo, de alguna forma directa o enrevesada llegará como premio cruzar la meta...

Y no siempre las motivaciones que alimentan al quiero tienen la misma naturaleza, pero para que el quiero gane la cruzada del puedo, siempre debe figurar en tu estandarte una bandera noble y sincera. No valen intereses secundarios en pos de la panza ancha y la tranquilidad sagrada. El quiero debe nacer desde el manantial del hambre, hambre de crecimiento y hambre de maduración...

Quiero! para cerrar un ciclo, para terminar una vuelta, para poner los papeles en orden antes de seguir caminando en pos de mi mismo. O quiero! para abrir una puerta, para ganar el permiso de arar mis campos, de cultivar mi tierra y mi destino. Querer cerrar y querer abrir, ambas cosas en una, que son dos, siendo una... porque de cada episodio caído, como un brote inminente, se alza uno nuevo, el siguiente.

Y después de cerrar y abrir, contener la sonrisa intacta para enrolarse en nuevas odiseas, para plasmar en rojo y trazos la sutil propuesta que con las puertas abiertas iremos dibujando...

Así que recuerda(o), creer es crear y querer es poder, y para conseguir las credenciales para entrar en fiestas con acceso restringido hay que pasar la prueba del conquistador... y para ello hay que querer con lo dientes apretados...

En unas puertas y en otras, en unas pirámides y en otras, quiero! Ya estoy preparado y dispuesto para afrontar la batalla con los molinos de viento!

Torra

viernes, 13 de junio de 2008

Aviones plateados



miro libros de pintura que robé.
No tengo hambre. Hoy, no comeré.
No sé de qué me quejo,
ya tengo lo que quiero.
Soy libre ante el espejo.
No salgo ahora que puedo.
Y tú siempre dices que soy un alma del averno.
Tendré que darte la razón, quizá sea cierto.
Siempre suelo querer lo que no tengo.
Y ahora que ya no estás aquí me voy consumiendo.


El último de la fila

miércoles, 11 de junio de 2008

Salir corriendo


Y atreverse a decir las cosas a la cara,
y aflojar la tuerca, y saltar la comba
y decirle a un niño cualquiera que de cuanto cada
cambia de nombre...


Y esculpir fugaces estelas de diamantes
y regalarlas al primero o la primera que pase.

Y enrolarse cada día en la tarea
de hacer algo que merezca la pena,
contra pronóstico y si se tercia
contra corriente.


Y si te equivocas saltar a tiempo
que es mejor quedarse sin barco
que sin vida.

Y no perder ni por ello las ganas guerreras,
ni el hambre de luz, ni la sonrisa
sincera.


Y no vivir con miedos, y no vivir en gris.
Y saber que el aire que respiras,
a su vez te está respirando a ti.

Mirar al fuego y ser fuego.
Mirar al mar y ser azul.
Y Abrir las manos, los pulmones y la vista,
y
saltar desde lo más alto sin paracaídas,
y gritar hasta que duela la boca,
y reír hasta que te duela la sombra
del alma,
creer hasta crear una salida,
y luego pararse un momento,
pillar una silla,
sentarte y descansar...

Porque más tarde cuando vengan los leones a por ti,
ya tendrás tiempo de salir corriendo (o de seguir creciendo)


Neftalí

jueves, 5 de junio de 2008

Cro (Mi Cro cuento)

Micro se miraba al microscopio y se quedaba pensando. Micro de microbio, microscopio, de micrófono, de mí, de ti, de cro... micro de llamar con la boca chica y la lengua "colorá", a ayunar a oscuras en el rincón de la estufa, de salir a solear.

Micro salió de su concha y miró a la luna compañera (talvez hasta cascabelera) y probó la sal y la hierba, la sombra y la pimienta, zumo de sandía. Luego salío de su casa, de su ventana, de su azotea, dejando un instante que de par en par un par de deseos sin paciencia ni remordimientos saltaran a abrazar al mundo...

Y micro rompió sus cadenas y sus pesadillas, sus fronteras y la pescadilla que mordía su cola se retiro a dormir cautiva y deshonrada en la escalera del olvido.

Y micro borró su i y pintó una a, y vestido de macro dejo que su mirada fuera fuente, furia, alimento, amanecer, chispazo...

Macro de macroscopio, de macrosiesta, de macromedia, de ma, de mar, de marrrrrr, de cielo, de universo, de más aún. Macro de "dame la mano y no la sueltes que ya te arropo de calor y sueños", macro de todo lo importante luciendo en un beso... Macro de roma y amor... de futuro sin miedo...

Moraleja: ¿Quién dijo que lo más grande no cabe en lo más pequeño?

Neftalí

martes, 3 de junio de 2008

Capítulo XXIII

-Buenos días-saludó el principito.

-Buenos días-contestó el mercader.

Se trataba de un vendedor de píldoras que quitan la sed. Se las ingiere una vez a la semana y se pierde la necesidad de beber.

-Para qué vendes eso?-quiso averiguar el principito.

-Para economizar tiempo-dijo el mercader- Investigadores han podido calcular que se ahorran cincuenta y tres minutos por semana.

-Qué se hace con los minutos ahorrados?.

-Lo que se quiere...

"Yo-dijo el principito- con cincuenta y tres minutos para gastar, lo que haría sería caminar lentamente hacia una fuente..."

Antoine de Saint- Exupèry

jueves, 29 de mayo de 2008

Me va la vida en ello...

Me gusta observar el mundo, despacito, con fruición. Me gusta comprender lo que sucede cada instante y desentrañar los hilos que recorren el tiempo de arriba a abajo y de atrás a delante... A veces capturo notas y latidos, y hay veces en las que tengo la certeza de encontrarle el sentido a la raíz. No tengo pruebas en todo caso para demostrar que mis teorías son ciertas, pero como tampoco va a venir nadie a desdibujarlas, me monto mis torres de vigía sobre ellas y luego me recreo en el contemplar sereno del horizonte....

Así imagino relaciones, quien sabe si ciertas, entre canciones, poemas y conjuros...

Alguna vez Neruda se sintió naufragado.

Neruda says:

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.

El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado!.

Sobre mi corazón llueven frías corolas.
Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos!

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.

Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue naufragio!

En la infancia de niebla mi alma alada y herida.
Descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Era la alegre hora del asalto y el beso.
La hora del estupor que ardía como un faro.

Ansiedad de piloto, furia de buzo ciego,
turbia embriaguez de amor, todo en ti fue naufragio! (...)

Entonces Aute, tomo el toro por los cuernos y quitó hierro a la canción desesperada...

Aute says:

Cierto que huí de los fastos
y los oropeles,
y que jamás puse en venta
ninguna quimera.
Siempre evité ser un súbdito
de los laureles porque vivir
era un vértigo y no una carrera...
Pero, quiero que me digas, amor,
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo más bello ...
dímelo ...
me va la vida en ello.

Luego, más tarde, Silvio, retomó la canción del notable filipino y quedó tal que así:

Silvio sings:



Si buscamos debajo de la cáscara descubrimos que estamos rodeados de belleza que por circuitos subterráneos nos vigilan y nos esperan...

... zozobremos o no!

Torra

lunes, 26 de mayo de 2008

Defender la alegría...




Detrás de un montoncito de oficio, modo de olvido o de hojarasca, detrás de la leve mirada de una mentira dormida, o del fósforo de una cerilla humeante, como pétalos de humo chispeante y olor a quemado.

Que no juegues con fuego, me decían de pequeño, que luego... y los luegos son acaso más inocentes que los "y me olvido" y se acopocan las palabras enlatadas detrás del montacargas por donde se escapa de casa, a jugar a la calle, mi propia vida...

Luego me asomo a la tarde y sonrío por la ventana, orgulloso e inquieto, como si el propio invento de salir airoso de un naufragio o una monotonía, esa suerte que corren los malabaristas del absurdo, fuera mía.

Luego me poso en un árbol, un vaso, un libro, una canción y me vuelvo a sonreir... Ya sólo me queda sacar mi baraja de cartas, envidar a grandes, y dejar que el solitario de cada tarde se atreva o no a subir mi apuesta...

Porque en este mundo de salidas impropias, de ventas, de compras, de insuficiencias, en este mundo herido de cloroformo y falto de instinto, tan sólo el poder resucitador de la llama, del fuego, del cielo y de lo desconocido nos hará dignos de ganarnos un destierro a la parte clara de nuestra meridiana alma. Tendremos que esgrimir pues, banderas desafiantes y rojos turbantes para acceder a la entrada "tiritante" de nuestra verdad. Luego allí, detrás, con todos los sentidos despiertos, ya tendremos tiempo de decidir que hacemos con lo que nos sobra de ardor guerrero: si blanquear las casas o si sembrar desiertos. En cualquier caso espero verte allá. En todo caso cuento contigo para librar de verdad la batalla insobornable por defender la alegría...

Neftalí

miércoles, 21 de mayo de 2008

Vals del aniversario

Nada hay tan dulce como una habitación
para dos, cuando ya no nos queremos demasiado,
fuera de la ciudad, en un hotel tranquilo,
y parejas dudosas y algún niño con ganglios,

si no es esta ligera sensación
de irrealidad. Algo como el verano
en casa de mis padres, hace tiempo,
como viajes en tren por la noche. Te llamo

para decir que no te digo nada
que tú ya no conozcas, o si acaso
para besarte vagamente
los mismos labios.

Has dejado el balcón.
Ha oscurecido el cuarto
mientras que nos miramos tiernamente,
incómodos de no sentir el peso de tres años.

Todo es igual, parece
que no fue ayer. Y este sabor nostálgico,
que los silencios ponen en la boca,
posiblemente induce a equivocarnos
en nuestros sentimientos. Pero no

sin alguna reserva, porque por debajo
algo tira más fuerte y es (para decirlo
quizá de un modo menos inexacto)
difícil recordar que nos queremos,
si no es con cierta imprecisión, y el sábado,
que es hoy, queda tan cerca
de ayer a última hora y de pasado

mañana
por la mañana...

Jaime Gil de Biedma

miércoles, 14 de mayo de 2008

puntos suspensivos...

Lo peor del amor, cuando termina,
son las habitaciones ventiladas,
el solo de pijamas con sordina,
la adrenalina en camas separadas.

Lo malo del después son los despojos
que embalsaman los pájaros del sueño,
los teléfonos que hablan con los ojos,
el sístole sin diástole ni dueño.

Lo más ingrato es encalar la casa,
remendar las virtudes veniales,
condenar a galeras los archivos.

Lo atroz de la pasión es cuando pasa,
cuando, al punto final de los finales,
no le siguen dos puntos suspensivos.


...Joaquín Sabina...

lunes, 12 de mayo de 2008

Hubo un tiempo en que todo era fácil

Chorando estara ao lembrar de um amor
Que um dia nao soube cuidar
Cancao riso e dor melodia de amor
Um momento que fica no ar




Allá donde el sol saluda refulgente y radiactivo, y el silencio gris se muele contra la pared. Donde la noche ha caído bajo el peso de las nubes negras que ya intuyeron cantantes y poetas y que ahora hemos dejado que nos sepan conquistar. La última salida de la humanidad bloqueada...

Detrás de la pared encuentro un radio-cassette antiguo, con aquellas cintas de cuando era niño, resistiendo contra pronóstico el paso del tiempo y el bombardeo de campos mágnéticos de estos últimos años. Puenteo la fuente de alimentación a una de las pocas baterías que aún nos quedan. Y empieza a rugir la música como magia pura, como paradigma o milagro, como fuente, en mitad de la despedida...

No sé en que momento perdimos la humandidad ni el norte, pero resulta paradójico que una especie capaz de crear belleza en forma tan densa, de parir música del alma, luego perdiera las claves, el tiempo y la excusa para seguir escuchándola...

Supongo que el principio del fin que ahora se avecina tuvo lugar cuando perdimos el oído o la memoria...

Supongo que ahora, 30 años después de que la 3ª guerra mundial nos asolara, ahora con la humanidad a punto de desaparecer esas preguntas serán eco que nadie responda...

Otlaosab

martes, 6 de mayo de 2008

Corazón Coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza


porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro


porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.



Mario Benedetti

martes, 29 de abril de 2008

La casualidad que estabas esperando...

Dentro de una servilleta, de un avión de papel, de un blog o de una canción. Detrás de una esquina o al cruzar la calle. En una ráfaga de viento o en el reflejo vidrioso de ojos transeúntes contra escaparates. En un anzuelo o en un recuerdo...

Donde menos buscaste se enreda una escusa pequeña, presta, resuelta y dispuesta a salvarte y a dejarse salvar. La casualidad que estabas esperando acude a tu rescate!!!!

Déjala que se pose. Déjala obrar!!!

Neftalí

lunes, 21 de abril de 2008

[i] y su cuento lleno de ventajas...

[¡] ¡Hola alsi! ¿Qué tal estás?
[alsi] No te conozco.
[¡] Mejor. Estoy aquí sólo para ayudarte.
[alsi] ¿Cuál es tu mote, no entiendo el dibujo?
[¡] Es un faro, para tu isla.
[alsi] ¿Eres farero?
[¡] Pues sí, y quiero escribirte un cuento lleno de ventajas.
[alsi] … Me encanta…
[alsi] Gracias
[¡] La primera ventaja es que cuando el cuento llega al final,
[¡] no se acaba, sino que se cae por un agujero… ¡guujjhuu!…
[¡] y el cuento reaparece en mitad del cuento.
[¡] Esta es la segunda ventaja y la más grande,
[¡] que desde aquí se le puede cambiar el rumbo,
[¡] si tú me dejas. ¡Si me das tiempo!
[alsi]Todo el tiempo que tú quieras. ¡Sigue por favor!

Estamos tan tremendamente ciegos, tan inmensamente solos que ahora son los faros los que tienen que ir en busca de las islas a las que rescatar. Hubo siglos en los que bastaba con poner la sintonía del mar y dejar que la farera de otros reinos nos rescatara...

Gracias Julio, Gracias María... fuisteis luz en tiempo de oscuridad...

Torra

martes, 8 de abril de 2008

Caótica Lilith

Porque no fue Eva, fue Lilith, porque Dios dudó de su creación primera y se inventó una hembra nacida de una costilla que pudiera controlar. Porque luego escondió las claves y los ritmos, los colores y la capacidad de improvisar cada segundo y encerró nuestros extravagantes delirios en puertas subversivamente recurrentes, cíclicas, esféricas...

Le fue fácil. Sólo tenía que esperar que nos fuéramos olvidando de quienes fuimos, de donde vinimos, de nuestra fragante esencia...

Daniela por dentro está llena de puertas
unas cerradas otras abiertas
Daniela por dentro está llena de puertas
a veces sale a veces entra

Y a veces es difícil ser
y lo que hay
no siempre es lo que es
y lo que es
no es siempre lo que ves.

Pedro Guerra


A ratos caminamos y vemos titilar temerosos restos (rastros) de las mansiones que alguna vez habitamos y que ciertamente, antaño, incluso llegamos a ser... y en esos instantes como estrellas fugaces acuden feroces los recuerdos a nuestro encuentro... y entonces comprendemos cosas que siempre supimos... y entonces despertamos secretos que nunca debimos olvidar...


Creo que aunque viviésemos doscientos años, habrán puertas nuestras que seguirán cerradas(…) a lo mejor, las puertas que uno puede abrir quizá no sean suficientes para poder expresar de una forma completa quién eres(…)


José Saramago.

Pero entonces llega Lilith, como Ana, como Daniela. Y entonces llega una mujer cualquiera como tú o incluso como alguna parte de mi yo, y se planta ante sus puertas, ante sus verdades encubiertas y no cesa y no cede y no se tambalea, y con la brutalidad de un soplo de ilusión y la ligereza de un terremoto consigue devolver la realidad a su legítima dueña... ella misma...

y entonces Ana se libera de tantos siglos de opresión... y todo el caos se convierte en una fuente de la que brota serenidad y alegría a partes iguales.

Nefatlí

jueves, 3 de abril de 2008

Las gafas de Lennon


Y sumidos en las vueltas en las que nos embarcamos sin compasión una vez y otra (again and again) nos aseguramos de olvidarnos hasta de soñar:

Imagine all the people living life in peace...


(y aún está por ver si será o no posible, hope so!!!)

Torra

martes, 1 de abril de 2008

Sed

Tengo sed de este agua que no es tuya y que no tiene escapatoria ni salida.
Tengo ganas de acariciar la arena que florece mojada. Tengo ganas de dejar marcadas tus pisadas junto a las mías...


y esperar que el mar corriente y recurrente, despistado e intermitente vuelva a desdibujar el camino que anduvimos, como si acaso nunca hubieramos estado allí...

quiero dejar que la sal agriete mis resortes y que el sol derrita tus defensas...

quiero amar, amor, el mar, amar al mar, al mar amar,
quiero amor, amor, al ladito del mar...

Neftalí

jueves, 27 de marzo de 2008

Siete de espadas


Arena en el alma y en la cara.

La luz es la última esperanza
pero alumbra tanto que me quedo ciego.
La isla está sola como aprendí de ella,
porque la isla flota a la deriva
como aprendió de mí.
Ambos nos miramos y nos dolemos.
Ambos tragamos con dolor
la locura del destierro.
La sangre brota impostora sobre los pedruscos
y ese agujero que desciende al fin del mundo
finaliza en mí
y entonces la rabia copa mi tristeza
y acabo desangrado
en mitad del tiempo
como un vagabundo de si mismo,
cobarde, estéril, perdido, servil.
La gente desapareció engullida
por sus idiomas ininteligibles
otrora montaban concursos por hacerse ver.
Poco a poco fueron desdibujándose como
tinta que arrastra la lluvia.
Una tarde comprendieron que yo ya no estaba
y ellos también se marcharon
dejando silencioso silencio
en los huecos de sus discursos incorpóreos.
De nuevo vuelvo a ti.
Como siempre en cada ciclo, en cada descanso, en cada impulso…
Suelo y pared que me detiene en mi caer
hacia el abismo.
Final y principio. Límite.
Yo.
Mi destino.
Neftalí

martes, 25 de marzo de 2008

Pretéritos perfectos...


...Y luego está esa colección de pretéritos perfectos que llamamos vida.

...O al menos como entiendo la mía...

Supongo que hay gentes y gentes, que cada persona encuentra su método y forma de caminar hacia delante en el incierto arte de sobrevivir. Gentes ranas que cuando se metamorfosean pasan a escupir lo que antes respiraban, o los tiburones que inquietantemente invariables mantienen su modo constante de aparecer, inclementes e inevitablemente móviles.
También están aquellos que ingieren las vivencias y cada cierto tiempo se cambian de camiseta, de piel y de coartada: unos veleta que acaban vistiendo las mismas prendas de hace... !ayer!, otros que adaptan su forma a la cresta y a la ola, o la lluvia que está por caer...

Cada cual comprenda o interprete esta sinfonía como sepa o como pueda (que no es lo mismo pero es igual). Yo me quedo con lo que soy. Un cúmulo de personas que nacieron desde los restos de otras que dejaron de ser en el mismo instante en que se descubrió la puerta de la estancia que habitaban. Un motón de pretéritos perfectos de acciones acabadas sobre la que se construye un nuevo brote incipiente. Una visión partidista y coaccionada que al abrir ángulo contiene tantas formas nuevas que no hace si no diluirse y reabsorberse en el nuevo ser...

Y todo en un camino en el que un ojo mira al mundo y al verlo cada vez con más colores, termina por perder el susto a cambio del gusto por tantos pequeños tesoros ocultos y resplandecientes...

Al final cuando por fin me abra y explote y retumbe e incorpore al universo entero, entonces dejaré de ser mis insignificantes y a la vez grandiosos pasados terminados para no ser más que una llama o un instante... y mi ojo se disolverá para siempre en el olvido... pero para entonces ya habré aprendido a ser sin ser, y entonces ya habré adivinado que todos mis pretéritos perfectos recursivos son mi legado y mi regalo... y es de mala educación malgastarlos!!!

Neftalí

miércoles, 19 de marzo de 2008

Lucero



Un hombre debe ser capaz de amar y desoír, de calzar puños en alto y de plantar silencio, de llevar y ser llevado, de concluir con lametazos un destino de tortuosos enredos...

A la mentira, sonrisas, a la insolencia paciencia, al olvido poemas, al exilio semillas de las que florezca como una voz perenne la verdadera esencia de la libertad primigenia...

A veces nuestra verdad es tirada al suelo y pisoteada por gentes "deprisorias" que pasan por la vida como si fuera a acabarse y que aún así no aprovechan los pequeños momentos. Otras veces con rifles y maldiciones nos obligan a retirarnos de la línea de nuestro pacífico fin. Y otras veces nos envuelve una sensación inclemente de ser defenestrados de nuestros paraísos sin proclamas ni vuelta atrás.

Pero por encima de las nuestras verdades y las de los otros, esta la VERDAD, por encima de esa capacidad virulenta de hacernos saltar como resortes de ciertas caras, de ciertas aptitudes, de ciertos desencuentros, por encima, igual que otras veces a pesar, siempre hay un lucero brillando, sonriéndonos, guiñándonos un ojo y musitándonos al oído (como ansiosas palabras de amor del poeta): por mucho que te desdibujen la visión tu camino siempre seguirá prendido a las ganas que tengas de seguirlo


Basoalto

martes, 11 de marzo de 2008

Trazas, tenazas, tenteras y melaza.

Entradas y puertas. Salidas y éxodos. La tarde rompiendo contra el hielo y el escueto resurgir de las balizas.

Países inconclusos, tiempos deshabitados, esquinas austeras mientras que la mentira reniega verdadera de si misma. La lluvia, las acacias, los torturadores mosquitos, el jardín sin sus delicias, las tejas que tocan, los perros que roban, las lunas, los pinceles, las amapolas, las lombrices labriegas, los lánguidos balidos de las ametralladoras, los espejos de estaño y de mercurio, los medios, los grandes, los girados, incluso los pitufos...

Entradas y salidas. Salidas y escapadas, tortugas desbocadas, tarde de trucha. Ventanas y puertas, los libros, las sílabas, las cuentas... Receso, vocablo, parturientas horas que se enmarcan mascadas contra las cerezas. Posturas infinitas, lascivas, impolutas. Patrones imposibles, austeros, intransferibles. Y en mitad la llave oxidada y con varices de tanto sufrir...


¿Pandora o dédalo?, ¿contenedor o bunker? ¿Antídoto o venenoso contra antídoto?

Sólo atravesando las puertas, las murallas, los puentes levadizos alcanzaré a saber si todo este vendaval de malabaristas sin testigos asociados con ilusionistas lusos conquistarán el planeta con sus artes o si al contrario serán ellos los que finalmente acaben invadidos cuando el telón que separa ambos mundos se levante.

Entre tanto la tierra sigue rodando y cada vuelta compone un número más del periódico diario: "Estar vivo"

Basoalto

martes, 4 de marzo de 2008

Cualquier excusa...

Did you ever take me in your arms
Look me in the eye, tell me that you do?
Did I ever open up my heart
Let you look inside?

Alguna vez me has sostenido entre tus manos
me has mirado a los ojos y me has dicho que lo harás.
Alguna vez te he abierto el corazón
y te he dejado mirar dentro...

Y si no lo hice tal vez sólo estaba esperando un momento mejor que este, un momento tan redondamente perfecto que al final acabó por no llegar. Un momento tan inequívocamente exacto que acabo tragado por las manecillas del reloj.

Al menos la música siempre estuvo conmigo al menos tan sólo tuve que canjear tres docenas de vidas para encontrarte de nuevo, para guiñarte un ojo en mitad de una muchedumbre desterrada, para inocularte un caballo de Troya, acaso una excusa, con la que asaltarte desde mi libertad, mientras seguías esperando sentada en el andén.

Y puede que alguna vez, en otro laberinto eramos toro y asesino, tirando de la lana infinita de la incertidumbre, desconocidos hermanos, amantes sin saber...
Y puede que alguna vez el ruido nos enmudeciera y que mis labios no supieran tu aroma y tus labios no supieran mi canción...

Pero ahora, con tu recuerdo entre mis dedos, mientras acaricio tu ausencia breve que me llena, que me revuelve, que me eleva, ahora con mis manos sometidas al recuerdo de tu abrazo, ahora al fin comprendo que nunca hubo ni habrá ningún momento mejor que éste, porque pese a todo y sobre todo ahora es nuestro tiempo y cualquier pretexto y cualquier soplo de viento puede corroborarlo

Neftalí



martes, 26 de febrero de 2008

Zinc

Prisa…
Brillos metálicos de tejados empapelados de ocurrencias.
Y dentro el arte luchando inclemente
con la inquieta quietud de los pacientes impacientes,
con las aerolíneas papirescas
o las cerbatanas made in bic…

Risa…
Pese a todo fiesta, sobre todo excusas para crecer jugando,
para jugar a crecer como oseznos o leoncitos
como cocodrilitos de tierra adentro
que componen con faltas y gritos
su mural de iniciación a la conciencia…

Tiza…
que suena a trueno y a instrumento
a bisturí y azada, a regadera que derrama
las formas, los trucos, las ganas…
Vehículo y camino, sombra blanca que desfigura
siluetas sobre la pizarra,
sombras que se irán alargando hasta contener puertas
semiclausuradas por las que acceder…

Vida…
sobre todo vida derramada, renovada y esplendida
que se enrosca sobre si misma, que salta y pelea
que agrede y digiere, que asiente y se ausenta,
que busca y no deja de buscar…

Algún día encontraremos la excusa, la clave, la forma
de estar a la altura

en la mitad “adulta” de esta impresionante obra.

Torra