viernes, 18 de enero de 2008

El mar es un azar



El mar es un azar
que tentación
echar
una botella al mar
M. Benedetti

El mar es un azar
rojo negro, par impar,
una lotería de olas
que se acercan a la orilla silenciosas
murmurando sin hablar...

El mar es un azar
con cadencia de farola estropeada
o sonrisa acantilada de desplante
con aliento a civilización prehumana
y tesoros perdidos en islas desterradas.

El mar es un azar
un baile de yo-yo endémico y febril
de sal, senderos y agujeros,
de arena,
una misa de rugido de caballos
o un castillo sin nacer
que se acerca y que se aleja
...

El mar es un azar
que persigue mis ojos tierra adentro...
una nave que cada día navega
a una asteroide o estrella
indefinido...

Algún día mar, volveré a ti...
y acabaremos perdiendo una a una
en el vaivén de tus juegos trucados
los dos mano a mano en sintonía
todas las fichas que por suerte o por fortuna
no tuvimos...


Neftalí

1 comentario:

Pernelle dijo...

Y... ¿Qué cosa puede ser el mar que no hayan visto tus ojos?

Saludos y gracias por poner de revés al mundo en este poema.