jueves, 5 de junio de 2008

Cro (Mi Cro cuento)

Micro se miraba al microscopio y se quedaba pensando. Micro de microbio, microscopio, de micrófono, de mí, de ti, de cro... micro de llamar con la boca chica y la lengua "colorá", a ayunar a oscuras en el rincón de la estufa, de salir a solear.

Micro salió de su concha y miró a la luna compañera (talvez hasta cascabelera) y probó la sal y la hierba, la sombra y la pimienta, zumo de sandía. Luego salío de su casa, de su ventana, de su azotea, dejando un instante que de par en par un par de deseos sin paciencia ni remordimientos saltaran a abrazar al mundo...

Y micro rompió sus cadenas y sus pesadillas, sus fronteras y la pescadilla que mordía su cola se retiro a dormir cautiva y deshonrada en la escalera del olvido.

Y micro borró su i y pintó una a, y vestido de macro dejo que su mirada fuera fuente, furia, alimento, amanecer, chispazo...

Macro de macroscopio, de macrosiesta, de macromedia, de ma, de mar, de marrrrrr, de cielo, de universo, de más aún. Macro de "dame la mano y no la sueltes que ya te arropo de calor y sueños", macro de todo lo importante luciendo en un beso... Macro de roma y amor... de futuro sin miedo...

Moraleja: ¿Quién dijo que lo más grande no cabe en lo más pequeño?

Neftalí

2 comentarios:

pequenhosaltamontes dijo...

"Moraleja: ¿Quién dijo que lo más grande no cabe en lo más pequeño?"

¡Ah, la Mecánica Cuántica es tan poética!

neftalí dijo...

la mecánica cuántica que cabe en un verso...