domingo, 1 de marzo de 2009

Rutinas...


La ligera línea que separa el estar vivo de ser un simple zombie, tal vez está marcada por la forma en que esgrimimos las espadas en torno nuestra para librarnos de esa poderosa dama...

Muere lentamente quien se hace esclavo del hábito, reza la oración... muere lentamente quien deja que lo que debieran ser giros inesperados se conviertan en repeticiones previsibles del vaivén del mar... No quita que se pueda mirar el mismo mar desde la misma orilla con la misma perspectiva y no ver matices distintos todos los días... el mar el pobre no tiene la culpa, el mar es siempre diferente... los que nos apolillamos somos nosotros que al mirar asumimos que estamos viendo lo de siempre, despreciando con ello los detalles... y ya sabéis quien ignora los detalles acaba desaguándose por ellos.

Por eso cada cierto tiempo la vida me aborda y me zarandea, me traspone y me devuelve de un golpe a la tarea de VIVIR con mayúsculas, sin atajos y sin cortapisas, sin trampas ni cartones que desluzcan las proporciones de mi risa... Y entonces despierto y encuentro las claves y los desfiladeros, las llaves y los rincones secretos de mi alma... y me habito y renazco verdadero dispuesto a ganar esta vez hasta el final a la señora rutina, no solo en esta batalla, sino en todo lo quede de lidia.


Torra

2 comentarios:

Zeus dijo...

¡Muy bonito! ¡Y muy "levantador de ánimo"!

Ladelmedio dijo...

Me llama la atención la energía positiva tan poderosa que irradias. Claro que es fruto de un esfuerzo constante por ser feliz, por evitar la rutina, por renacer, reinventarse y disfrutar la vida. Enhorabuena.