viernes, 17 de abril de 2015

Cuando a las y les da por quedarse solas (AKA vete)


En las clases, como en los libros, como en la vida uno tiene que inventarse formas de seguir fluyendo, de hacer que los que no saben todavía fluir aprendan un poco a hacerlo.

Porque esto no va de mejores ni de peores, ni de bien ni de mal, ni de correctos ni de incorrectos, tal vez, todo esto vaya de contagiar entusiasmos, sonrisas y ganas de entendernos...

El otro día, caminando por el mundo de las mates me encontré con un sistemas de ecuaciones. Me quedé sonriendo cuando la y, muy digna ella, decidió quedarse sola (a veces todos necesitamos estar solos para resolver la ecuación), y para ello se puso a cantarle a la x:

Vete by Marlango on Grooveshark

Y la ecuación se resolvió tan sencillamente como se come o se besa...

Y es que, con las matemáticas, como con las miradas, como con las personas, la clave para saber entenderlas es pararse a escuchar la melodía...

Y es que sería todo tan fácil si nos detuviéramos un instante a escuchar la canción que van soñando los demás...

Torra

1 comentario:

Ladelmedio dijo...

Gusto releer-verte :)