viernes, 18 de mayo de 2007

De par en par...

Paráfrasis a J. Sabina (con dos camas vacías)
De par en par...
...escribo, las notas que traigo, como si se tratara de una buena canción, recojo mis bazares y zozobro mis barcos, cuando llega la hora, de dormir sin dormir.


De par en par, distraigo y bailo, salto de seco a charco, y de charco a redil, me quito la apatía y te pego un abrazo, me alegro de mi sombra que se ríe con "mí". Me cobijo bajo un árbol de la desesperanza que llueve, me apunto en un asalto a la resurrección, me visto de negro de acuerdo con mi piel, me convierto en blanco de la ridiculez, me desbanco del banco, donde estuve sentado y con mis propias manos me fabrico una rosa de papel. Te regalo mis secretos peores guardados, finjo que soy duro pero soy del revés. Si te atreves conmigo me comprometo a salvarte, impidiendo por ello que te salves también...

De par en par me sigue sonando, la voz de la María, en mi altavoz mental, maldigo a las personas de los tiempos verbales, me quedo con las que actúan sin dejarse notar. Me uno a los que quieren contar las estrellas, no por ser negocio, no por ser mural, me arrimo a los que creen en amigos sinceros que habitan los recuerdos de las noches "estrellás"

De par en par recuento los nichos divisibles, de par en par me invento, la forma de inventar, me suelto y me restriego con un trozo de césped, me cuelo por los dientes que me hacen saltar, confío en la gente que quiera confiarme, me olvido de los necios que te acusan sin más, me compro una farola y me anido en la copa, me convierto en cigüeña, con diéresis "alá".

De par en par enciendo la boca que ahora extingo, repeco y me redimo y me vuelvo a pecar, y pecando despido, los pasos que vinieron, a rondar en tu puerta con la excusa del par...

Neftalí

1 comentario:

Lumen Dei dijo...

Las personas de los tiempos verbales... pues oye, me has hecho darme cuenta de que son mala gente, al menos son personas que si para algo sirven es para hacer pasar malos ratos en general, y en las escuelas en particular.