viernes, 4 de mayo de 2007

Eclosión

Después de tantos siglos en letargo al fin llega la hora en que los sueños que desbordan mis praderas me hagan caso (tal vez yo a ellos)

Naciendo como nacen las estrellas o muriendo al mismo tiempo, y siempre dejando que el ciclo que nunca termina, me llene la vista de tierra y de esperanza.

Empezaré plantando árboles como el que siembra palabras. Comenzaré regando mundos como quien reparte miradas. Iniciaré mi singular singladura por el vertiente filo de la paz amarga recordando que la lucha puede empezar en cualquier momento de una mañana cualquiera...

Estad atento que vengo con ganas guerreras... Atended a mis avisos porque estoy dispuesto a jugar hasta la última baza contra la dejadez y las ganas de dejarse perder sin mover ni tan siquiera los escuadrones de cartas marcadas...

Una migración de aves salvajes me trajo aquí. En este lugar está ubicada la raíz y fuente de mis pensamientos en cascada...

Estáis todos invitados a beber

Neftalí

1 comentario:

Yo soy el que soy dijo...

Tú lo que eres es un envidiosillo XD

Esa plantilla está muy sosa, poeta. Que se note ahí el programador.

Te pongo un vínculo en mi blog, a ver si desde allí llegan aquí, aunque a mí tampoco es que me visiten mucho...

Te sigo.