miércoles, 29 de agosto de 2007

...y seguido

Punto...

Después de cuatro meses de salidas y entradas, de palabras, imágenes y guiños, hoy toca gritar eco y escuchar lo que las montañas dicen.

Recuerdo que cuando el principito descubrió el eco se sintió muy decepcionado de que en la tierra cuando la gente gritaba las montañas sólo supieran responder lo mismo que se les había dicho:

-¡Buenos días! -exclamó el principito al ocaso.
-¡Buenos días! ¡Buenos días! ¡Buenos días! -respondió el eco.
-¿Quién eres tú? -preguntó el principito.
-¿Quién eres tú?... ¿Quién eres tú?... ¿Quién eres tú?... -contestó el eco.
-Sed mis amigos, estoy solo -dijo el principito.
-Estoy solo... estoy solo... estoy solo... -repitió el eco.
"¡Qué planeta más raro! -pensó entonces el principito-, es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación; no hacen más que repetir lo que se les dice... En mi tierra tenía una flor: hablaba siempre la primera... "

Pero yo sé que ahí detrás, alguien desde su rincón oscuro o su sala iluminada me escucha, me lee, y acaso me comprende...

Hay veces en que yo también me siento sólo, aunque sea de mentirijita, hay veces en los que grito a las montañas "hola" y me gustaría escuchar como respuesta vuestra voz, tal vez como recordatorio de que queda esperanza mientras quedemos unos pocos que como el árbol talado que retoña de Miguel Hernández, aún tenga la vida...

Probaré a gritar hola a la inmensidad del oceáno de bytes, a ver que me responde el eco...

HOLLLLLAAAAAAAAAAAA!!!!

1 comentario:

almudena dijo...

y el eco respondió...¡CREO EN TI!