martes, 24 de noviembre de 2009

El arcano número XIII

Siempre me han atraído las cosas esotéricas. No he sido, en ningún caso, una seguidora incondicional de todo esto. Siempre he tenido, pese a todo, ya digo, mis reparos. Es curioso como la vida te va llevando por ciertos derroteros que no esperas. Estudié ciencias físicas para conocer el mundo, para comprender el mundo.

Mi don siempre fue ayudar, creía que podría ayudar a la humanidad a través de lo pequeño y de lo grande, de la investigación y el descubrimiento (luego acabaría dando clases en una universidad, me costó demasiado tiempo comprender que la educación es la forma más efectiva de ayudar a que esto no se venga abajo).

Y ese afán de conocimiento me llevaba muchas veces a callejones aparentemente sin salida que la ciencia y la técnica no podían superar. Entonces siempre aparecía una respuesta mágica que me permitía llegar más allá...

Mis compañeras y compañeros en esos momentos pensaban que estaba loca. Que no había nada más allá de la ciencia... Pero yo sabía, estaba completamente segura, que algo distinto se extendía consolidando las llanuras de detrás de nuestra capacidad de deducción...

Ayer paseando me encontré con una carta del Tarot. Colecciono las cartas que me voy encontrando tiradas por la calle. No me encuentro demasiadas pero cuando aparecen traen un mensaje debajo del brazo. El arcano número XIII. La gente se piensa que es la muerte. La gente no se detiene a comprender. El arcano sin nombre realmente es un aviso, una invitación a cambiar lo que estas haciendo para seguir el rumbo de tu corazón...

Y qué sabrán las cartas de todo esto... Qué sabrán de este matrimonio vacuo del que habría tantas veces escapado si no fuera por mi hijo... y qué sabrá nadie... y sin embargo una carta tirada en mitad de la nada, que nadie mira, que nadie recoge que a nadie le importa, y que se presenta ante mí y me dice: nunca es tarde para retomar el timón de tu propia historia.

Talika Wiggins (Memorias del entretanto)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente es magia que lea esto hoy, es lo que necesitaba.Gracias Talika.

neftalí dijo...

Si se tiene paciencia y fe, siempre se escucha lo que necesitamos escuchar...

Gracias por comprenderme.

Talika

Anónimo dijo...

Miss Wiggins/Mr. Anónimo, en momentos difíciles, no creas en las casualidades ni en supersticiones o te perderás más aún.

Encuentra la magia en la poesía, sueña, como diversión o como consuelo, pero pisa tierra firme. Un abrazo y suerte.

Anónimo dijo...

Sólo aquel que ha tenido valor ha tenido éxito. Pequeñas dudas crean una timidez servil.

neftalí dijo...

Se menosprecian las palabras que no se dicen. Es verdad que nos volvemos esclavos de lo que decimos, pero también nos quedamos atados a ciertos silencios...

Neftalí